Pestañas

lunes, 23 de febrero de 2015

Realización de una cartografía de sales

A mediados de diciembre os hablé de la extracción de sales de un muro. Entonces os contaba que el agua es el vehículo que tienen las sales para entrar y moverse en la piedra, os hablé de las eflorescencias y os dejé un vídeo explicativo en el que miembros del Equipo de Investigación Arbotante, al que pertenezco, explican el método de desalación de un muro. 

Pero ¿cómo sabemos en qué zona del muro hay más sales y en dónde hay menos? Una simple inspección visual buscando eflorescencias no nos sirve pues, como comenté, en muchas ocasiones las sales no se dejan ver. Para responder a esta pregunta se realiza una cartografía de sales. Éste es un método que comenzó a aplicarse en 1994 y que se basa en la medida de la conductividad extra que aportan las sales a un material. 

El desarrollo de la técnica no tiene una gran dificultad: se traza una red de puntos en el muro de interés y se mide la conductividad eléctrica en cada uno de estos puntos. Una vez que se tienen estas medidas, se procesan los datos en el laboratorio y se obtiene la cartografía.

A modo de ejemplo, os dejo la cartografía que hizo el Equipo Arbotante en el estudio de las pinturas murales de Goya presentes en la bóveda Regina Martirum de la Basílica del Pilar de Zaragoza.

Cartografía de sales realizada en la bóveda Regina Martirum (Basílica del Pilar, Zaragoza).
También os incluyo un vídeo en el que el mismo Equipo Arbotante hace un estudio en la fachada de la Universidad de Salamanca que incluye una cartografía de este tipo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada